Internacional


La mejor manera de enfrentarte a la universidad sin miedo es aprender de la experiencia de otros alumnos. Por eso la diversidad cultural que envuelve nuestras aulas nos aporta consejos sobre la vida universitaria en el campus.

10 cosas que sólo vivirás en Madrid

Creado por CEU el 29 de abril de 2019

Pueden haberte hablado mucho de España y de su capital, Madrid. Pero hay cosas que no están en los libros, ni las encontrarás navegando por Internet. Vivir en Madrid puede ser una de las experiencias más maravillosas de tu vida y estas 10 cosas sólo las experimentarás viviendo en la capital española. ¡Te las contamos!

  florian-wehde-1092251-unsplash

  1. Churros con chocolate. Pueden ser la primera comida del día cualquier día del fin de semana o el final perfecto tras una noche de marcha por la capital madrileña. Estos exquisitos palitos de harina fritos en aceite, con azúcar por encima y mojados en chocolate, ¡son casi una experiencia religiosa! Te recomendamos especialmente los de San Ginés.

 

  1. Acabarás sabiéndote de memoria la frase: “Atención: estación en curva. Al salir, tengan cuidado para no introducir el pie entre coche y andén”. Si utilizas el metro para desplazarte a la universidad o el trabajo dos veces al día, seguramente la escucharás, por lo menos, 2 veces por trayecto. Osea, calculamos que la escucharás 4 veces al día. Si vives durante un año en Madrid, la habrás escuchado unas 1.460 veces. Se acabará convirtiendo en algo así como la banda sonora de tu estancia.

 

  1. Las tiendas abren todos los días (domingos incluidos). Hay controversia con esta norma madrileña, pero lo cierto es que los madrileños la aprovechan con gusto. Si entre semana las obligaciones no te dejan tiempo para dar una vuelta por las tiendas, tienes dos días en fin de semana para aprovecharlas abiertas de 10 de la mañana a 10 de la noche.

 

  1. Puedes pedir comida de cualquier país a domicilio y a casi cualquier punto de la ciudad. Seguramente fueron los restaurantes chinos los primeros en ofrecer comida internacional a domicilio. Pero ahora hay casi tantas opciones como países en el mundo. En los últimos años han proliferado mucho distintas apps móviles que permiten pedir comida desde casa y esperar sentado en el sofá. Tailandés, mexicano, hindú, japonés, vietnamita y hasta comida iraní. Te costará resistir la tentación y acabarás cayendo al menos un día por semana.

 

  1. El metro: Por mucho que se quejen del metro, lo cierto es que los madrileños cuentan con uno de los mejores metros de Europa. La capital española dispone de una red subterránea muy amplia, y bien comunicada, que la recorre de punta a punta. Los trenes tienen mucha frecuencia y los precios son accesibles para los más jóvenes. Quizás la única pega sea que cierra durante la noche, pero para eso se creó la línea de autobuses Búho.

 

  1. Los heavys de Gran Vía. Madrid tiene algunos personajes inconfundibles que te cruzarás seguro. Una vez descubiertos, ¡te los encontrarás mil veces! Algunos de los más conocidos -han salido incluso en anuncios de televisión- son los heavys de la Gran Vía, una pareja inconfundible. También el Bob Marley de la calle Fuencarral, capaz de transportarte a Jamaica a ritmo de No Woman no Cry, y el chico de la bicicleta de luces que recorre la ciudad con una bici iluminada, música a todo volumen y un sombrero de cow boy vendiendo rosas, lasers y gafas de sol.

 

  1. El cocido madrileño, los bocatas de calamares, los huevos estrellados y las patatas bravas. Son platos y tapas típicas de la capital que no encontrarás en muchos más sitios. Son perfectas para comer o cenar acompañadas siempre de una cerveza o una sangría bien fresquitas.

 

  1. El Rastro. Todos los domingos y festivos, el barrio de lavapiés se convierte en un despliegue de puestos callejeros con antigüedades, elementos vintage, ropa de todo tipo y souvenirs. Es tan mítico y conocido que empieza a ser complicado de transitar por el alto volumen de turistas que se acercan a verlo. Te recomendamos ir muy temprano, a su apertura sobre las 9:30 de la mañana, y mejor en festivos que en fin de semana. Después de recorrer sus decenas de puestos, no hay nada más madrileño que tomar una tapa con los bares de la Cava (baja o alta).

 

  1. Climas extremos. El invierno de Madrid es uno de los más fríos de España. Y su verano, uno de los más calurosos. Así es la capital. Temperaturas bajo cero en Enero y de casi 40 en Agosto. Todo ello amenizado con días de entretiempo en los que sales de casa con un jersey y una chaqueta y acabas a medio día en manga corta en una terraza.

 

  1. El Palacio de Cristal del Retiro. Madrid tiene multitud de monumentos y edificios históricos que visitar. Pero el Palacio de Cristal es un lugar muy especial. Desde dentro o desde fuera, por la mañana o al atardecer. Se ve precioso en cualquier momento del día. Se construyó en 1887 con motivo de la Exposición de las Filipinas. Hoy se realizan exposiciones de arte contemporáneo.