Ciencias de la Salud


La red de laboratorios de la Universidad se une para dar voz a los proyectos de investigación realizados por docentes y alumnos. Tendrás al alcance todas las innovaciones del sector de la Salud. Forma parte de la comunidad.

La inactividad física: nuestra amenaza estacional

Creado por José Antonio Martín Urrialde el 30 de octubre de 2019

Acabó el verano, con sus largas tardes que invitaban a caminar, o sus mañanas, en las que aprovechamos para hacer actividades lúdicas y deportivas con amigos….el frío, la lluvia nos invita a permanecer en casa, aumentando nuestra inmovilidad… ¿Sabe que está adquiriendo  cupones para  sufrir  muchos  problemas de salud?

La actividad física incluye todas las acciones que suponen un gasto energético en nuestro cuerpo, caminar, correr, bailar, nadar, actividades lúdicas de juegos, y todas ellas tienen un beneficio común, incrementan el consumo de oxigeno de nuestras células, y hace que los procesos metabólicos sean mas rápidos, eficaces y saludables.

Pero cuando esa actividad física libre, queremos que tenga una utilidad para nuestra salud debemos someterla a ciertas reglas y sobre todo  controles previos, para que la misma sea segura.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda al menos 150 minutos semanales de actividad continua aeróbica de intensidad moderada o 75 de actividad elevada, la que más beneficios tiene para mantener un estado saludable y evitar algunas de las complicaciones mas frecuentes del sedentarismo: sobrepeso, diabetes mellitus 2 y osteoporosis.

Permítenos ayudarte a lograr que esa actividad sea segura y eficaz:

  1. Determina tu Frecuencia cardiaca máxima (FCMax) : Usando una sencilla formula conoce y máximo nivel de esfuerzo cardiaco: FcMax = 220-edad. Los mejores resultados se logran con FC entre el 55% y el 90% de la FCMax., el primero sería la Intensidad Moderada y la segunda la Intensidad Elevada.
  1. Dedica de 3 a 5 días a la actividad elegida, según la tolerancia de la misma, que no debe causar fatiga ni sensación de dolor muscular, actividad que debe ser aconsejada por un profesional de la salud, en base a tu estado fisiológico.
  2. Progresa cada 10 días en tiempo de actividad y manteniendo siempre un control de tu FC Max.
  3. Los signos que te obligan a cesar la actividad son: dolor en el pecho, fatiga respiratoria, nauseas, mareos o zumbidos intensos en los oídos. Ponlo en conocimiento del profesional sanitario que te prescribió la actividad.
  4. Hidrátate antes y durante la actividad: antes se recomienda una ingesta mínima de 1,5 lts/día, y durante pequeñas ingestas de 50cc a 100 cc. cada media hora.
  5. Protégete del sol, y del frio, sobre todo en la zona de la garganta y manos, si decides  realizar la actividad con climatologías adversas.
  6. No olvides que cualquier signo doloroso de tipo muscular, articular o tendinoso, debe ser  evaluado funcionalmente por un fisioterapeuta.