Ciencias de la Salud


La red de laboratorios de la Universidad se une para dar voz a los proyectos de investigación realizados por docentes y alumnos. Tendrás al alcance todas las innovaciones del sector de la Salud. Forma parte de la comunidad.

Bebés: dormidos boca arriba, despiertos boca abajo

Creado por Dra. Beatriz Cano Díez el 12 de febrero de 2020

¿Por qué nuestros bebés deben dormir boca arriba?

Desde el año 1992, cada vez que tenemos un hijo, los profesionales sanitarios nos dicen que es obligatorio que le coloquemos boca arriba para dormir. Pero… ¿sabemos por qué? Muchos de vosotros estaréis recordando una palabra clave que utilizó vuestro pediatra o vuestra enfermera para justificar este hecho: muerte súbita.

Efectivamente, se observó que la muerte súbita del lactante mostraba una elevada prevalencia entre la infancia y ésta tenía una relación con el hecho de dormir boca abajo. Fue por ello por lo que, en el año 1992, la Academia Americana de Pediatría elaboró un documento al que dio difusión mundial recomendando la posición de boca arriba para dormir en los bebés.

Cute newborn baby serie on grey

¿Qué consecuencias tuvo la campaña de 1992 sobre los lactantes?

Años después de poner en marcha estas medidas preventivas, registraron que los casos de muerte súbita del lactante se habían reducido en un 50% en tan solo 4 años. Por lo tanto, la medida adoptada era apropiada para cumplir el objetivo previsto.

No obstante, en contraposición a esto, en las valoraciones que se hacían en los servicios de pediatría se observó que comenzaban a aumentar el número de casos de bebés con aplastamiento de la cabeza en su parte posterior (plagiocefalia) así como que el desarrollo motor de los lactantes se mostraba ralentizado respecto a épocas anteriores. Fue en este momento cuando la Academia Americana de Pediatría lanzó una campaña denominada Tummy Time (tiempo boca abajo), donde recomendaban que se colocara a los lactantes tiempos boca abajo cuando estén despiertos y bajo supervisión de un adulto.

A veces, como padres, al haber escuchado que se puede relacionar el boca abajo con la muerte súbita, el miedo nos atrapa y decidimos hacer que nuestro bebé pase la mayor parte del tiempo boca arriba, pero esto puede ser contraproducente para el desarrollo óptimo de nuestro hijo.

¿Qué podemos hacer para evitar deformidades craneales?

La respuesta a esta pregunta es fácil: reducir los periodos de tiempo boca arriba.

A continuación, os damos algunas estrategias para ello:

  • Coloca a tu bebé boca abajo siempre que esté despierto y con supervisión de un adulto.
  • Portéalo de forma ergonómica, portear a tu bebé no es sólo una moda, es beneficioso para él.
  • Cuando esté tumbado boca arriba ofrece estímulos en ambos lados para que su cuello gire y no siempre esté apoyado en la misma zona de la cabeza. Los primeros meses de vida el estímulo eres tú (mamá/papá/hermanos), cuando sea más mayor puedes introducir juguetes.

baby girl portrait over a blue sky

 

¿Qué podemos hacer para favorecer el desarrollo motor de nuestros hijos?

Tiempos boca abajo: desde los primeros días de vida, es importante que coloquemos siempre que esté despierto y con supervisión a nuestro bebé boca abajo, además de prevenir la plagiocefalia, estaremos haciendo que su espalda y sus brazos cojan la fuerza suficiente para cuando llegue el momento del gateo o el caminar.

Tocar: Toquemos a nuestro bebé mucho, practiquemos el piel con piel. El tocar las diferentes partes de su cuerpo fomenta que vaya generando su esquema corporal.

Mover: Movamos a nuestros hijos desde el nacimiento sin ningún miedo a romperlos (no son piezas de cristal). El movimiento les ayuda a desarrollar fundamentalmente su equilibrio. El porteo ergonómico justamente facilita ese movimiento.

Siempre que tengas dudas sobre el desarrollo motor de tu bebé, la recomendación es que consultes a un Fisioterapeuta con formación específica en pediatría.

Bibliografía:

Pastor Pons I. Cómetelo a besos. Guía práctica para acompañar a tu bebé en su desarrollo. Zaragoza: Aurum Volatile. 2019.

American Academy of Pediatrics Task Force on Sudden Infant Death Syndrome. SIDS and other sleep-related infant deaths: Updated 2016 recomendations for a safe infant sleeping environment. Pediatrics. 2016; 138(5):e20162938.

American Academy of Pediatrics. Positioning and sudden infant síndrome (SIDS). Pediatrics. 1996; 98(6):1216-1218.

American Academy of Pediatrics. Positioning of SIDS. Pediatrics. 1992; 89:1120-1126.